La paternidad divina en el monoteísmo hebreo

Autores/as

  • Julio Aznar-Sala Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”

Palabras clave:

Revelación, Paternidad Divina, Alianza, Historia de la Salvación

Resumen

En el Antiguo Testamento, la revelación divina se da de forma progresiva. Dios se va mostrando, a lo largo de la historia, como ¡ un padre que ama a su pueblo. No se llega a esta idea de Dios desde teorías filosóficas, sino que es necesaria la experiencia de un pueblo que se sintió elegido y amado en su realidad concreta. Dios quiso entrar en contacto con el hombre y, para ello, eligió a un pueblo que necesitaba ser salvado y que halló en ese Dios el verdadero sentido de su historia. No se trata de un Dios que le hablaba al hombre a escondidas o a través de su imaginación, sino que le hablaba mediante los acontecimientos para que, de esa manera, el pueblo pudiera entender que Dios no es una idea humana, sino una presencia salvífica. Se trata de un Dios que es uno y único para el pueblo hebreo.

Citas

José L. Sánchez Nogales, Aproximación a una teología de las religiones (Madrid, ES: BAC, 2015), 73.

El Dios de la razón deja intactos los problemas existenciales del ser humano y no se sabe cuál es su proyecto sobre nosotros, si es que lo hubiera. Para Ortega y Gasset, Dios no es materia ni es alma, no es cosa alguna determinada, sino que es una cuestión de perspectiva: “Para el pretérito filosófico el único ser que verdaderamente es es el ser Absoluto, que representa el superlativo de la independencia ontológica”. José Ortega y Gasset, ¿Qué es filosofía? (Madrid, ES: Austral, 2008), 200.

Esteban Escudero, Creer es razonable (Valencia, ES: EDIM, 1997), 21.

Gian L. Prato, Monoteismo cristiano e monoteismi (Milán, IT: San Paolo, 2001), 37-65.

Cf. Éxodo 3,12.

Gian L. Prato, L’attuale ricerca sul monoteísmo ebraico bíblico (Milán, IT: G. Ceretti ediciones, 1986), 55.

Leo Scheffczyk, El mundo de la fe católica (Madrid, ES: Ediciones Cristiandad, 2015), 127.

Viky Ranff, Edith Stein: En busca de la verdad (Madrid, ES: Palabra, 2005), 49.

Manuel García Morente, El “hecho extraordinario” (Madrid, ES: Rialp, 2006), 63.

Agustín Udías Vallina, Ciencia y religión (Santander, ES: Sal Terrae, 2009), 72.

Joseph Ratzinger, El Dios de la fe y el Dios de los filósofos (Madrid, ES: Encuentro, 2006), 10.

Juan L. Ruiz de la Peña, Imagen de Dios (Santander, ES: Sal Terrae, 2011), 51.

Juan M. Díaz-Rodelas, Introducción a la Sagrada Escritura (Valencia, ES: Siquem, 2004), 48.

Cf. Deuteronomio 6,4-9.

Cf. Génesis 35,2-4; Jueces 11,24; 2 Reyes 3,27.

Cf. Éxodo 3,1-17.

Cf. Éxodo 20,3-5.

Geo Widengren, Fenomenología de la religión (Madrid, ES: Ediciones Cristiandad, 1976), 35.

Sánchez Nogales, Aproximación a una teología de las religiones, 189.

Rudolf Otto, Lo santo (Madrid, ES: Alianza Editorial, 1980).

José A. Sayés, Razones para creer (Madrid, ES: Ediciones Paulinas, 1992), 42.

Francisco Varo, “Dios entra en la historia: La Revelación”, en Historia de los hombres y acciones de Dios, ed. de Juan Chapa Prado (Madrid, ES: Rialp, 2006), 17-32.

Cf. Mateo 6,9; 10,7; 12,28; Juan 18,36; Romanos 7,15-17; 1 Corintios 15,24-28.

Cf. Éxodo 20,4.

Cf. Éxodo 20,5.

1 Juan 5,21.

Tomás de Aquino, Suma Teológica, II-IIae, cuestión 81, artículo 5.

Alasdair MacIntyre, Historia de la ética (Barcelona, ES: Paidós, 1988), 114.

Aurelio Fernández, Teología moral II (Burgos, ES: Facultad de Teología del Norte de España, 2001), 78.

Cf. Deuteronomio 6,4-7.

Fernández, Teología moral II, 86.

Cf. Oseas 4,12.

Juan Chapa Prado, “Israel como Nación”, en Chapa Prado, Historia de los hombres y acciones de Dios, 73-90.

Cf. Deuteronomio 23,18.

Cf. Levítico 17-26.

Cf. Isaías 1,21.

Escudero, Creer es razonable, 48.

El idealismo alemán no llegó a la idea de un Dios personal, pero la razón humana puede captar ese fundamento de Todo a modo de misterio insondable y personal.

Scheffczyk, El mundo de la fe católica, 127.

José Vidal Talens, Encarnación y cruz (Valencia, ES: EDICEP, 2003), 231.

Joseph Gevaert, El problema del hombre (Salamanca, ES: Sígueme, 2008), 164.

Ibíd., 43.

Ruiz de la Peña, Imagen de Dios, 63.

Cf. Éxodo 3,14.

Sánchez Nogales, Aproximación a una teología de las religiones, 375.

Ruiz de la Peña, Imagen de Dios, 42.

Robert Spaemann, Rumor inmortal (Madrid, ES: Rialp, 2010), 22.

Gevaert, El problema del hombre, 87.

Prósopon (griego antiguo: πρόσωπον; romanización: prósopon; literalmente: “delante de la cara, máscara”) es un término asumido por la teología patrística griega, traducido comúnmente como “persona”. Los seres humanos, gracias a la religión judeocristiana, no son unidades de una especie como sí ocurre con los animales, precisamente ahí radica su dignidad, pues cada ser humano es único e irrepetible.

Mauricio Beuchot, Interpretación del ser humano (Barcelona, ES: Herder, 2019). Para este autor, el ser humano es un cono del universo, un microcosmos que es tanto natural como cultural, es biológico y simbólico, con una parte orgánica y con un sentido de existencia que trasciende. Beuchot defiende la metafísica, como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta sus raíces, y lo hace con perspicacia y lucidez frente a Nietzsche y, sobre todo, Heidegger, y con la paradójica ayuda del último Foucault.

Lorda, Antropología teológica, 33.

Escudero, Creer es razonable, 65.

Cf. Isaías 33,14.

Cf. Concilio IV de Letrán, cap. 2: “Del error del abad Joaquín”.

Fernández, Teología moral II, 77.

Jan Assmann, Moisés el egipcio (Madrid, ES: Anaya, 2003).

Mario Saban, Las raíces judías del cristianismo (Buenos Aires, AR: Ediciones Futurum, 001), 297.

En la Biblia, “presente, pasado y futuro” son inseparables respecto a la relación con Dios. Algo así como el Dios del pasado que se hace presente y nos espera en el futuro. El pueblo hebreo lo entiende como un Dios cercano y presente en su historia, lo que no desdice su eternidad.

Cf. Génesis 3,9.

Santiago Ausín, “El origen de Israel”, en Chapa Prado, Historia de los hombres y acciones de Dios, 54-73.

Cf. Marcos 14,12-16;22-26.

Fernando Fernández-Carvajal, Vida de Jesús (Madrid, ES: Palabra, 2015), 527.

Sánchez Nogales, Aproximación a una teología de las religiones, 398.

Cf. Génesis 2,8-9.

Cf Génesis 3,11.

Spaemann, Rumor inmortal, 2010.

Cf. Génesis 9.

Chapa Prado, Historia de los hombres y acciones de Dios, 12.

Jean Guitton, Lo que yo creo (Barcelona, ES: Belacqva, 2004), 45.

Vidal Talens, Encarnación y cruz, 193.

Cf. Salmos 139,13; Isaías 49,15; 54,5.

Las sociedades patriarcales se han fundado sobre la base de la fuerza física del varón y la posibilidad que este hecho ejerce en el sometimiento de los demás. Por lo tanto, el machismo debe atribuirse por motivos de fuerza y no por motivos religiosos como en ocasiones se juzga.

MacIntyre, Historia de la ética, 113.

Hanna Arendt, Existencialismo y compromiso (Barcelona, ES: RBA, 2013), 17.

Cf. Isaías 49,15.

Cf. Isaías 66,13.

Gonzalo Aranda, “Configuración del judaísmo: Destierro y retorno”, en Chapa Prado, Historia

de los hombres y acciones de Dios, 90-107.

Cf. Deuteronomio 6,4-5.

La ira de Dios tiene en la Biblia un carácter medicinal. Lo que realmente define a Dios es el amor y no la ira; la ira se manifiesta en momentos particulares y concretos que no lo definen. Lo que sí define a Dios es el amor.

Cf. Oseas 2,16-22.

Sánchez Nogales, Aproximación a una teología de las religiones, 374.

Ibíd., 75-76.

Cf. Deuteronomio 26,8.

Cf. Éxodo 4,22-23.

Cf. Deuteronomio 32,6.

Cf. Oseas 11,1-11.

Cf. Éxodo 22,22-23; Números 10,32; Deuteronomio 27,19; 2 Crónicas 19,7; Salmos 68,5;

Salmos 146,9.

Cf. Eclesiastés 23,4.

Ibíd.

Scheffczyk, El mundo de la fe católica, 93.

Cf. Salmos 50,1-10.

Cf. Deuteronomio 7,9.

Cf. Isaías 49,15-15.

Pablo Blanco, Joseph Ratzinger: razón y cristianismo (Madrid, ES: Rialp, 2005).

Sánchez Nogales, Aproximación a una teología de las religiones, 330.

Ibíd., 331.

Santiago Ausín, “El origen de Israel”, en Chapa Prado, Historia de los hombres y acciones de Dios, 54-73.

Eli Wiesel, La noche, el alba, el día (Barcelona, ES: Muchnik, 1983), 70-72.

Scheffczyk, El mundo de la fe católica, 324.

Rino Fisichella, La rivelazione: Evento e credibilità (Bologna, IT: Dehoniane, 1985), 171-177.

Descargas

Publicado

2021-06-16

Número

Sección

Artículos